La Puerta de Alcalá y sus "estelas"

     En este nuevo artículo os hablaré de la archiconosidísima Puerta de Alcalá en Madrid, así como de la peculiar técnica fotográfica para capturar estelas de luz.

     Os propongo que pinchéis en la imagen para seguir leyendo este artículo, que como siempre, espero que os guste. Agradeceré cualquier comentario.

 
Un poco de historia

 

   La Puerta de Alcalá fue construida por expreso deseo de Carlos III, quien confió la realización y el diseño a Sabatini, comenzando la construcción en 1768 y terminando nueve años después.

     Es de estilo neoclásico, presentando cinco arcos, tres de ellos de medio punto y dos adintelados en los extremos.

     El diseño actual que conocemos todos sirvió para sustituir la antigua puerta existente en ese mismo lugar, la cual marcaba el límite de la ciudad por el este, y que además de servir como lugar de entrada y salida de la ciudad, era paso de una Cañada Real por donde discurrían los rebaños transhumantes de ovejas que, aún en la actualidad, atraviesan la capital de España para sorpresa de muchos turistas.

     Este monumento se encuentra próximo a la Plaza de Cibeles, junto al Parque del Retiro, en la Plaza de la Independencia, Madrid.

(Pincha aquí si deseas más información sobre la Puerta de Alcalá)

Estelas de luz
 
Técnica Empleada y Equipamiento

 

     Suele ocurrir que tras una jornada fotográfica intensa, sin darte cuenta, llega la noche y, te preguntas, ¿ahora qué?, ¿cómo saldrán las fotos?.

 

     Con la caída de la noche, llega otro mundo distinto que fotografiar, surgen nuevas posibilidades fotográficas, y, con unas cuantas nociones fotográficas, se le puede sacar partido a la situación y conseguir tomar fotografías verdaderamente espectaculares, combinando la luz artificial que aparece por todos lados donde miremos y la técnica apropiada. Tras las primeras nociones, solo queda buscar una buena ubicación cercana al tráfico y practicar y practicar y practicar.

 

     No hay que olvidar las reglas básicas de la toma de fotografías, como la composición, la regla de los tres tercios, la exposición prolongada en este tipo de fotos, el encuadre, evitar distracciones, añadir elementos de interés, etc.

 

   No será fácil conseguir fotos espectaculares, pero si no se intenta, no se consigue. Toca probar y experimentar con distintas configuraciones.

 

Puerta de Alcalá procesada con tres tomas.
Puerta de Alcalá procesada con tres tomas.

   Por todo lo que pueda ocurrir, te recomiendo el uso del formato RAW, lo que te permitirá procesar tus fotografías posteriormente con más acierto, sobre todo en lo que se refiere al balance de blancos, que dependiendo de la temperatura de la luz existente te dará unas tonalidades u otras, no siempre acertando la cámara en los tonos reales.

 

  Lo más importante no es tener una super cámara réflex digital, simplemente necesitamos una cámara que nos permita configurar manualmente la exposición y la velocidad de obturación, así como un trípode que evite que movamos involuntariamente la cámara durante la toma.

 

     Éste sería el equipamiento básico, al que añadiría un disparador unido a la posibilidad (si nuestra cámara lo permite) de mantener el espejo levantado antes de disparar a través de la función “bloqueo del espejo”.

 

     Es recomendado el uso de la ISO más baja posible, para evitar la aparición de “ruído”, y dado que usaremos trípode y exposiciones prolongadas, no será necesario abusar de la sensibilidad ISO, lo que nos proporcionará estelas más largas. (Hay cámaras con la opción de reducción de ruido en exposiciones prolongadas: pruébala).

 

     Es interesante tener en cuenta que el uso de un filtro ND nos permitirá usar obturaciones más largas sin cambiar el valor ISO ni la apertura.

 

Puerta de Alcalá tras las estelas dejadas por un autobús.
Puerta de Alcalá tras las estelas dejadas por un autobús.
La exposición

 

     No olvides que cualquier elemento que se mueva más rápido que el tiempo de exposición seleccionado en nuestra cámara aparecerá trepidado (movido) en la fotografía.

 

     Esto lo podemos aprovechar usando un tiempo de exposición lo suficientemente prolongado, que convertirá en una estela las partes iluminadas de los objetos que crucen delante de nuestro objetivo, como por ejemplo las luces de los vehículos.

 

   La configuración de nuestra cámara dependerá de la situación, el encuadre, la cantidad de luz, la velocidad de las luces que se mueven delante de nuestro objetivo, etc. Tendremos que ir haciendo pruebas, recomendando empezar a partir de diez segundos, según las circunstancias, con una apertura media, por ejemplo f/8. Una opción recomendada si lo permite tu cámara es “BULB”, que te permitirá iniciar la exposición y terminarla en el momento que desees.

 

     En las fotos de prueba observa si te salen subexpuestas o sobreexpuestas, y varía la apertura según el caso.

     

Más fotos de Madrid aquí

     Espero que este artículo te haya resultado interesante y, si es así, lo recomiendes y dejes algún comentario.

Saludos y gracias por pasar.

Fernando

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    jaime (miércoles, 19 octubre 2011 21:21)

    me gusta mucho la primera, le faltan mas luces rojas a la derecha pero mira que hay coches en madrid pues esa noche pasaban pocos y nosotros en la isleta en medio la carretera, jeje que recuerdos. saludos fernando.

    pd: no hace falta decirte que he tomado nota de todo tus consejos.

  • #2

    nandoc (miércoles, 19 octubre 2011 23:21)

    Tienes razón, aunque parezca imposible, esa noche, no pasaban conches, ..., no querian que "afotaramos" estelas, jeje.
    Y tus fotos?? no cuelgas nada, Jaime. Se nota que nuestras nuevas obligaciones no mantienen más ocupados y apartados de la cámara y el ordenador.
    Saludos y gracias por pasar.

Retratos

La fotografía más personal

Social

Ese momento tan especial

Viajar

Recuerdos de cada viaje

Eventos

Deportes, teatro, Semana Santa, ...

Proyectos

"Inspiración digital"

Móvilfoto

#leros #greece #europe #agiamarina

La cámara en el bolsillo.